Antes de exportar estos productos a México se debe contactar con un agente aduanal, a ser posible con experiencia en el sector, ya que éste contará con los conocimientos necesarios y más actualizados sobre tarifas arancelarias, costos y trámites relacionados con el producto en cuestión.

El agente aduanal es la persona física autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante una patente, para promover por cuenta ajena el despacho de las mercancías en los diferentes regímenes aduaneros. Son los representantes legales del importador una vez recibida la carta de encomienda firmada por el importador. Esta carta debe ser firmada por el representante legal de la empresa importadora en la cual constate que por su voluntad el agente aduanal tiene la capacidad de representarlo. Los agentes aduanales son los únicos que pueden llevar a cabo los trámites y todas la actuaciones y notificaciones que se deriven del despacho aduanero de las mercancías.

El agente aduanal es el responsable de la veracidad y exactitud de los datos e información suministrados, de la determinación del régimen aduanero de las mercancías (importación definitiva, temporal, depósito fiscal, etc.) y de su correcta clasificación arancelaria, así como del cumplimiento de las demás obligaciones que en materia de regulaciones y restricciones no arancelarias rijan para dichas mercancías, de conformidad con lo previsto por la Ley Aduanera y por las demás leyes y disposiciones aplicables.

Así, se recomienda también que se revisen correctamente todos los datos: cifras, etiquetado, impuestos, facturas, etc., para evitar que la mercancía no llegue a su destino, ya que las autoridades mexicanas son bastante exigentes en este sentido.

Español
Sector Industrial: