Amenazas, Debilidades, Fortalezas y Oportunidades

Para tener una visión más esquemática de las principales conclusiones que se extraen de estedocumento, vamos a puntualizar un breve análisis DAFO, que se resume de la siguientes páginas de este documento.

Español
Sector Industrial: 

Amenazas

Crecimiento de mercados asiáticos. Es una realidad que el despertar de los mercados asiáticos supone un gran peligro para la economía mexicana en general y para el sector de autopartes en particular. Es muy difícil competir en costes con ellos y la única estrategia válida es centrarse en aquellos productos con un mayor valor añadido y que exigen una mayor cualificación por parte de la mano de obra.

Español
Sector Industrial: 

Debilidades

Excesiva dependencia de mercados NAFTA. Su gran dependencia de Estados Unidos, su primer socio comercial, le aporta una serie de ventajas, pero también inconvenientes que afectan definitivamente a la economía mexicana. La influencia del mercado estadounidense se pudo apreciar notablemente en la caída en la producción mexicana a raíz de la última crisis coyuntural del país norteamericano en 2002, que hizo que la producción automovilística mexicana se resintiera en más de un 10% en el año 2003.

Falta de demanda del mercado interno, comparado con otros países en los que el mercado interno duplica al de exportación. No obstante, se empiezan a atisbar mejoras en este aspecto derivadas de las cada vez más numerosas exigencias por parte de los consumidores.

Rezago en materia normativa. El entorno de protección en que se ha movido la industria ha propiciado un marco normativo que no respondía a los requerimientos específicos de la industria. No obstante, con la nueva apertura comercial que se está dando en el país, poco a poco se van actualizando y homologando las normas, tomando como modelo a otros países pioneros en la materia.

Falta de proveedores competitivos de segundo y tercer nivel. Los fabricantes de primer nivel tienen problemas para conseguir los productos que demandan a los proveedores de segundo y tercer nivel. Estos dos eslabones de la cadena de valor tienen problemas para cumplir con las especificaciones técnicas, cantidades y tiempos requeridos, es decir, los proveedores de primer nivel se ven obligados a importar las autopartes que necesitan.

Necesidad de inversión en nuevas tecnologías, que equiparen las cualidades de los proveedores de segundo y tercer nivel a las exigencias de las grandes armadoras.

Español
Sector Industrial: 

Fortalezas

Tratados de Libre Comercio con 42 países, que supone un mercado potencial de casi mil millones de personas. Hay que destacar el TLCAN-NAFTA y el TLCUE con la Unión Europea que permitirá que a partir del 2007 los aranceles se vean reducidos a un 0%.

Segundo sector del país. El sector automotriz es el segundo sector en cuanto a volúmenes que mueve, sólo por detrás del sector petrolero.

Presencia de las armadoras más importantes del mundo. En estos momentos están instaladas en México ocho armadoras, con previsión de una más en al año próximo. Las armadoras son la fuerza que arrastra al resto de la industria, y en la medida que aumenten los modelos de vehículos nuevos fabricados por las armadoras crecerá el mercado que las abastece.

Privilegiada localización geográfica. Sin duda la situación geográfica de México es inmejorable, con más de 3.000 km de frontera con EEUU, con buena comunicación marítima tanto con el mercado europeo como con el asiático, y como puerta de entrada a los mercados de Sudamérica.

Mano de obra competitiva. El país cuenta con una mano de obra cada vez más cualificada, y el coste laboral de ésta resulta también competitivo. Sin embargo la incorporación de mercados como el asiático y los de Europa del Este hacen que esta ventaja esté viéndose reducida.

Español
Sector Industrial: 

Oportunidades

Capacidad de integración de mercados internacionales. La industria nacional poco a poco se está reorientando al proceso de globalización y de alta competencia de los grandes mercados, lo que permite que entren nuevos modelos en el mercado y con ello nuevas necesidades que en muchas ocasiones los propios fabricantes nacionales no están preparados para remediar. Esto supone una buena oportunidad para países en los que dichos modelos ya cuentan con años de experiencia.

Estrecha relación con la industria terminal internacional. Las empresas que cuentan con una calidad mundial, como pudieran ser las españolas, pueden obtener contratos de suministro a largo plazo para la industria terminal, lo que les ayuda a incrementar su participación en el mercado. Esto supone una debilidad para las empresas nacionales, pues en muchas ocasiones no cuentan con los niveles de calidad exigidos y pierden la oportunidad de acceder a esos contratos de suministro a largo plazo.

Desaparición de aranceles, los múltiples Tratados de Libre Comercio están posibilitando la desaparición de aranceles tanto para la importación como para la exportación.

Español
Sector Industrial: