¿Cómo Exportar Autopartes a México?

El mercado de las autopartes en México goza de buena salud con un vasto potencial para la comercialización de partes y componentes de repuesto.

México se ha caracterizado durante años por su fuerte presencia internacional en el mercado automovilístico. Desde el punto de vista de la economía mexicana es destacable el papel que juega la industria automotriz y de componentes, ocupando el segundo puesto en importancia detrás de la industria petrolera, y contribuyendo con un 14,4% al PIB manufacturero.

La producción local ha crecido enormemente (62,4%), pero también han crecido las exportaciones lo cual acentúa la idea de que el mercado mexicano se está especializando para surtir a nivel mundial.

El saldo de la balanza comercial muestra que las importaciones de autopartes superan a las exportaciones pero hay que tener en cuenta que muchas veces se importan autopartes para el ensamblaje de coches que posteriormente serán exportados.

El principal proveedor y receptor de autopartes son los EEUU, ya que la industria automovilística está estrechamente ligada a las grandes marcas internacionales. Sin embargo, España ocupa un lugar destacable como suministrador de ciertas autopartes. Es notable la creciente amenaza de ciertos países emergentes en el mercado, como son los asiáticos (China, India, Corea). Por esta razón, los productos que se importan de Europa tienden cada vez más a requerir alta tecnología, ya que contra las ventajas de costes de estos países es muy difícil competir.

También México ve amenazada su principal ventaja competitiva, la mano de obra barata, con la competencia asiática. Es por esta razón que el Gobierno está invirtiendo en el desarrollo de nuevas tecnologías, proporcionando mayor valor añadido a sus productos

El mercado de repuesto está perfilándose hacia una transformación significativa por razones como:

  • Globalización del sector
  • Pluralidad de marcas y modelos
  • Necesidades de la industria terminal
  • Concentración tecnológica
  • Competencia regional

Todos estos avances hacen que la industria nacional se encuentre con numerosos problemas de abastecimiento de refacciones o de cumplimiento de requisitos por parte de las grandes armadoras y distribuidores. Y es entonces cuando el mercado necesita recurrir a las importaciones para suplir todas estas carencias.

Es por estas razones que el mercado de las autopartes se presenta atractivo para las empresas españolas. Se trata de un mercado con un amplio potencial, en creciente desarrollo y con unas carencias que el mercado local no puede suplir. Sobre todo en cuanto a los proveedores Tier 2 y Tier 3, que presentan necesidades que deberán cubrirse con importaciones de terceros países.

Español
Sector Industrial: 

Definición del Sector Automotriz

La industria automotriz se caracteriza por tener una composición definida a nivel mundial. En primer lugar y en el escalón más alto de la cadena se encuentran las armadoras o la industria terminal (OEM’s), que son propiedad de las marcas comerciales con las que el consumidor final de automóviles está familiarizado.

Como proveedoras de estas armadoras hay todo un entramado de fabricantes de partes para los vehículos que se conoce como la industria de autopartes. Dada la magnitud y complejidad de esta industria, los numerosos proveedores se clasifican en diferentes niveles: los proveedores directos de la industria terminal, los del primer nivel, son conocidos internacionalmente bajo las siglas TIER 1. Por debajo, se encuentran los proveedores TIER 2 y TIER 3, que son los proveedores de las primeras y suelen tener un tamaño medio-pequeño.

En último lugar de la cadena se sitúa el subsector de recambios o piezas de reposición, que se provee a su vez de los fabricantes de autopartes, porque son piezas que deben sustituir a otras que ya están obsoletas y deban reunir las mismas características o similares a las que reunía la original.

En definitiva, se trata de un sector complejo que muchas veces no sigue los patrones de otros mercados que están muchos más estructurados y delimitados.

La importancia de toda esta Industria Automotriz (incluyendo Grandes Armadoras y Fabricantes de Autopartes) en México es incuestionable. Dentro del contexto nacional, es la segunda en importancia después del sector petrolero. A finales de 2004 representaba el 14,4% del PIB manufacturero, el 21,9% de las exportaciones y el 19.8% del empleo de la industria manufacturera.

Según los datos de Bancomext (Banco Nacional de Comercio Exterior), la partida arancelaria 8708, definida como “Partes y Accesorios de Vehículos Automóviles”, figura como la principal partida dentro de las importaciones mexicanas. Y a su vez, el capitulo referente a “Coches de turismo y demás vehículos automóviles destinados principalmente para el transporte de personas”, aparece como uno de los más importantes entre los capítulos de exportaciones mexicanas.

Estos datos confirman que México importa gran parte de los componentes que más tarde se emplean para el ensamble de los vehículos completos que finalmente se destinarán a la exportación por parte de las grandes armadoras.

Español

El Subsector de Autopartes

Dentro de este subsector cabe destacar el esfuerzo realizado por el gobierno mexicano por impulsar esta industria desde los años sesenta, cuando se estableció como requisito necesario que los vehículos fabricados en México tuvieran una proporción mayoritaria de partes y accesorios de fabricación nacional.En los últimos diez años esta industria ha tenido que adaptarse a los cambios en la política del gobierno y a las sucesivas reformas legales, que han reducido el porcentaje mínimo de autopartes que se les exige a las ensambladoras y han abierto el mercado a la competencia con el exterior.Entre el sinfín de productos que se pueden incluir dentro de la condición de autopartes existen varios elementos que destacan de manera genérica:

  • Motores
  • Componentes eléctricos
  • Transmisión
  • Suspensión
  • Frenos
  • Carrocería
  • Otros
Español
Sector Industrial: 

Clasificación Arancelaria

El sistema de codificación arancelaria empleado en México establece que, de acuerdo con el sistema Sistema Armonizado Internacional (más conocido por sus siglas en inglés HS – Harmonized System), los seis primeros dígitos de dichos códigos de comercio internacional deben coincidir.

Las partidas arancelarias cubiertas en esta nota de mercado son las siguientes:.

  • 84 Reactores nucleares, calderas, maquinas, aparatos y artefactos mecánicos; partes de estas maquinas o aparatos.
    • 84.08 Motores de émbolo (pistón) de encendido por compresión (motores Diesel o semi-Diesel).
      • 8408.20 - Motores del tipo de los utilizados para la propulsión de vehículos del Capítulo 87.
    • 84.09 Partes identificables como destinadas, exclusiva o principalmente, a los motores de las partidas 84.07 u 84.08.
      • 8409.91 - Identificables como destinadas, exclusiva o principalmente, a los motores de émbolo (pistón) de encendido por chispa.
  • 87 Vehículos automóviles, tractores, ciclos y demás vehículos terrestres, sus partes y accesorios.
    • 87.08 Partes y accesorios de vehículos automóviles de las partidas 87.01 a 87.05.
    • Las demás partes y accesorios de carrocería (incluidas las de cabina).
      • 8708.29 - Los demás.
    • Frenos y servofrenos, y sus partes:
      • 8708.31 - Guarniciones de frenos montadas.
      • 8708.39 - Los demás.
      • 8708.40 - Cajas de cambio.
      • 8708.50 - Ejes con diferencial, incluso provistos con otros órganos de transmisión.
      • 8708.60 - Ejes portadores y sus partes.
      • 8708.70 - Ruedas, sus partes y accesorios.
      • 8708.80 - Amortiguadores de suspensión.
    • Las demás partes y accesorios:
      • 8708.91 Radiadores.
      • 8708.92 Silenciadores y tubos de escape.
      • 8708.93 Embragues y sus partes.
      • 8708.94 Volantes, columnas y cajas de dirección.
      • 8708.99 Los demás.
Español
Sector Industrial: 

Tamaño del Mercado

El sector de autopartes es un componente esencial en la industria manufacturera mexicana. En los últimos años se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos y participa con una proporción importante de las exportaciones no petroleras. Al cierre de 2004, el sector de autopartes contribuyó con más del 6% del PIB manufacturero.

El saldo comercial de este tipo de industria muestra que las importaciones de autopartes superan a las exportaciones en el mercado mexicano. Se trata de un mercado muy amplio que necesita verse surtido por todo tipo de complementos y partes que en muchas ocasiones no se pueden fabricar en el propio país y tienen que ser importadas.También cabe destacar el efecto que tiene la industria maquiladora en el subsector de autopartes.Cuando se habla de maquila se hace referencia a la industria fronteriza con EEUU que como actividad principal tiene el ensamble o la unión de diferentes componentes para poder crear subconjuntos. Se trata de una industria estratégicamente ubicada cerca de la frontera y sobre todo dirigida la exportación de las partes que se ensamblan. Dentro del sector automotriz se aprecia especialmente su relevancia ya que como se puede observar en las tablas, las exportaciones con maquila casi llegan a doblar a las exportaciones sin maquila.

Español
Sector Industrial: 

Producción Local

La producción de autopartes en México, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática y de la Industria Nacional de Autopartes (INA), revelan que en 2004 este sector registró ventas por 22,419 millones de dólares (año por cierto de una mayor producción de componentes que permitió a México desplazar a Japón como primer proveedor de piezas automotrices para el mayor mercado de automóviles del mundo, como es Estados Unidos). Esta cifra fue superior a los 19,041 millones de dólares alcanzados en el año 2003 incluida la producción de autopartes y la industria de maquila.

El comportamiento de la industria de autopartes en México ha sido muy favorable, toda vez que, mientras en 1994, año de la firma del TLC con Estados Unidos y Canadá, las autopartes mexicanas alcanzaron los 13,893 millones de dólares, el crecimiento ha sido casi sostenido, exceptuando el año 1995 de la crisis económica. La producción de componentes generó 15,400 millones de dólares en 1997, 16,637 en el año 1998 y 21,617 en el 2000 que ha sido uno de los periodos de mayor crecimiento para este segmento automotriz.

Los pronósticos estimados por INA indican que la manufactura de autopartes en México registrará un crecimiento del 10 por ciento al cierre del presente año 2005, alcanzando los 24,512 millones de dólares.

Este crecimiento se debe al aumento en las exportaciones de componentes para automóvil, la diversificación de esos mercados y una mayor demanda interna de autopartes, entre otros factores.

Como se indicó anteriormente, este sector es también uno de los más dinámicos en términos de exportaciones no petroleras. Entre 1994 y 2004, las exportaciones de partes automotrices pasaron de 4,470 a 12,805 millones de dólares, lo que significa un crecimiento de más de 186 por ciento.

En lo que se refiere al destino de las exportaciones, la venta de autopartes en el extranjero se concentra en cuatro países principalmente: Estados Unidos, Alemania, Brasil y Canadá. Es importante mencionar que México constituye el segundo país proveedor de autopartes más importante para EEUU, únicamente después de Canadá y desplazando a Japón del segundo lugar que ocupó hasta hace cuatro años.

Español
Sector Industrial: 

Ubicación de las Empresas de Autopartes en México

Las principales empresas de autopartes en México se encuentran ubicadas de la siguiente forma:

  • 21% Distrito Federal
  • 20% Nuevo León
  • 20% Estado de México
  • 8% Jalisco
  • 7% Querétaro
  • 7% Puebla
  • 6% Coahuila
  • 5% Chihuahua
  • 3% Tampico
  • 3% Aguascalientes
Español

Importaciones

Los países que mayormente han suministrado estas importaciones a México son los siguientes:

  • 53% EEUU
  • 12% ALEMANIA
  • 7% BRASIL
  • 6% JAPON
  • 5% CANADA
  • 3% ESPAÑA
  • 3% FRANCIA
  • 2% CHINA
  • 2% TAIWAN
  • 1% ITALIA
  • 6% OTROS

Estados Unidos supone una parte importante en el intercambio comercial de autopartes de México, debido fundamentalmente al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) y a la implantación de muchas fábricas de vehículos de las principales empresas norteamericanas en la República Mexicana. Esta es también la razón por la que los intercambios con Alemania figuran en segunda posición, ya que existe una planta importante de la Volkswagen en Puebla (México). También destaca el papel de Brasil, a raíz del Acuerdo Automotriz del año 2003, para reactivar el intercambio en el sector. Del mismo modo, después de la firma del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUE), se espera que el comercio entre estas dos regiones se intensifique ya que se brinda el acceso a exportadores europeos al mercado mexicano, así como el acceso de productos mexicanos al mercado europeo, con la disminución de los aranceles. Hoy en día los aranceles se encuentran entre un 3 y un 5%, llegando a reducirse a un 0% para el año 2007.

A continuación pasaremos a analizar las importaciones concretas de las partidas arancelarias indicadas en el apartado II. De todas las partidas, nos centraremos en aquellas en las que España figura en un lugar preferente, entre los diez principales países suministradores del mercado. En el resto de las partidas España se encuentra entre los puestos 13 y 18 de la clasificación por países.

Ante todo cabe destacar el indiscutible protagonismo de los EEUU como principal socio comercial en cuanto a refacciones se refiere, contando con un mínimo de un 50% de cuota de mercado en casi todas las fracciones arancelarias analizadas en este estudio. Considerando este factor el papel de los demás países se ve reducido notablemente.

Por ejemplo, la participación de los países de la Unión Europea se espera que crezca en ciertos segmentos de mercado, más centrados en la especialización y el valor añadido. Por otro lado, se prevé que la tan temida amenaza de los países asiáticos, que ya anteriormente ha hecho mella en otros sectores, vaya tomando importancia y se apodere de ciertos segmentos de mercado especializados en mano de obra barata y precios competitivos, aunque todavía no se han hecho patentes.

Desde un punto de vista general , España se encuentra en el puesto número 7 de las importaciones de la partida 8708 “Partes y Accesorios de Vehículos Automóviles”. Como ya se comentó anteriormente, los países que mayormente dominan el mercado son los países con los que México tiene Tratados o Acuerdos Comerciales.

Otras partidas en las que el peso económico es importante son las referentes a 8708.29 “Los demás” dentro de la sección de “Las demás partes y accesorios de carrocería (incluidas las de cabina)” con 13.546428 millones de dólares, la 8708.39 “Los demás” dentro de la sección “Frenos y servofrenos, y sus partes” con 3.690461 millones de dólares y con una cantidad semejante, la partida 8708.60 “Ejes portadores y sus partes”, con 3.661775 millones de dólares.

Este tipo de producto ejemplifica el aumento de las importaciones procedentes de países asiáticos, la India en este caso, como se comentó anteriormente, en el que en el último año han aumentado un 7923.35% con respecto al 2003. Sin embargo, a pesar del importante aumento, la cuota de mercado y el monto total sigue siendo insignificante comparado con la de países como los EEUU, con una cuota de un 50.2% y un total de 284,73836 millones de dólares americanos.

Observando las estadísticas de la fracción 8708.31 “Guarniciones de frenos montadas”, cabe destacar el aumento repentino de la participación del Reino Unido. España ocupa una posición cada vez más importante con un aumento progresivo que en el 2004 ha sido de un 91.31% con respecto al 2003. A pesar de esto, y de la disminución de los Estados Unidos, este país sigue figurando como el principal proveedor del mercado con una cuota del 38.6%. En referencia a la fracción 8708.80 “Amortiguadores de suspensión” también se observa un incremento significativo en las importaciones procedentes de España, aumentando un 121.57% en el último año, y con un monto de 2,279652 millones de dólares americanos.

A través del análisis de las estadísticas y como ya se ha apuntado anteriormente, se puede concluir que EEUU lidera este mercado, seguido de Alemania y Japón, aunque con cuotas de mercado notablemente inferiores (12 % y 6% respectivamente). Se puede apreciar que el papel de España es escasamente importante como suministrador del mercado, y que su importancia varía dependiendo de los productos que se trate.

Hay que tener en cuenta que las importaciones de las partidas referidas a motores y partes de los mismos (fracciones 84.08 y 84.09) no tienen mucho peso en las importaciones mexicanas ya que las principales armadoras cuentan con plantas de fabricación de motores en México. De hecho, según la Secretaría de Economía, México ocupa el séptimo lugar mundial en exportación de motores.

Español
Sector Industrial: 

Analisis Cualitativo de la Demanda del mercado de autopartes

El mercado mexicano se estima objetivamente como un buen mercado para las refacciones y autopartes, ya que dado el limitado poder adquisitivo del 80% de la población, el recambio de piezas y las diversas reparaciones de los automóviles han marcado la tónica habitual para sacar a los autos adelante.

Actualmente, el parque automovilístico mexicano se estima en torno a los 18 millones de vehículos legales, con un progresivo aumento en los últimos años. En 2004 el mercado automovilístico sobrepasó por primera vez la barrera del millón de unidades, con una subida del 12’1%. Durante el 2003 el 80% de estos vehículos superaban los cinco años de edad, con una media de siete años.

Junto a esta razón, existen otros factores que favorecen el cambio de autopartes como son las malas condiciones de las carreteras, los atascos, que hacen que se calienten los motores, y el modo de conducir agresivo de los mexicanos.

Sin embargo, la mejora de la economía durante el 2004, la bajada de intereses en la financiación para automóviles y el gran número de marcas nuevas que entraron en el mercado, aumentaron notablemente la venta de vehículos nuevos, e hizo descender la media de edad de los autos en circulación a unos cuatro años. No obstante, todavía el 60% del parque vehicular tiene una antigüedad mayor a los seis años.

El parque vehicular está claramente dominado por la categoría de vehículos subcompactos (cilindrada inferior a 110 caballos) que concentra más del 60% de las ventas. Por otra parte, más del 60% del mercado proviene de las importaciones.

A lo largo del primer trimestre del 2005, el mercado sigue creciendo con una progresión del 2’2% con unas ventas de unas 272.000 unidades, a pesar de una pequeña regresión en el mes de marzo. Desde un punto de vista general, el 2005 está bien orientado en la venta de autos nuevos.

En cuanto a grandes ensambladoras se refiere, el mercado mexicano está dominado por cinco grandes grupos, con los siguientes porcentajes: General Motors: 24%, Nissan: 20%, Volkswagen: 19%, Ford: 16%, Daimler Chrysler: 13% y Otros: 8%.

Cabe destacar que tres cuartas partes de la producción total de vehículos se dedican a al exportación, repartidos de la siguiente manera: Daimler Chrysler: 25%, General Motors: 23%, Volkswagen: 23%,
Ford: 16%, Nissan: 11% y Otros: 2%.

En lo que respecta al sector de autopartes directamente, éste se encuentra constituido por unas mil empresas de las cuales el 70% son empresas de capital extranjero y el 30%, nacional. Del universo total
de las empresas, 345 de ellas son fabricantes de primer nivel y las restantes corresponden a fabricantes de insumos y materias primas de segundo y tercer nivel.

Por lo que respecta a su ubicación, la mayoría de las empresas se localizan alrededor de las plantas armadoras de vehículos para cumplir con las exigencias de proveeduría y entrega que la industria terminal les exige (ver anexos: localización de empresas terminales). De esta manera, Nuevo León, Distrito Federal y Estado de México son las tres entidades con mayor presencia de empresas de autopartes, y juntos concentran casi el 53% del total de los fabricantes del país.

Centrándonos en las oportunidades de negocio de cada uno de los eslabones de la cadena de distribución del sector de las autopartes y automotriz, distinguiremos ahora los diferentes productos que más se demandan en los diferentes procesos.

En primer lugar se encuentran las TIER 1 centradas principalmente en equipos de aire acondicionado, partes de motor, sistemas de dirección y suspensión, sistemas electrónicos, moldes y troqueles y logística. A día de hoy parece que este nivel está ya cercano a la saturación puesto que todas las grandes ensambladoras tienen bien definidos a sus proveedores, que muchas veces operan también a nivel internacional. Debido a esto y a la fortísima inversión que requiere convertirse en proveedor de las grandes armadoras no parece que este segmento sea el más atractivo para entrar en el mercado mexicano.

En cualquier caso las oportunidades de inversión residirían en toldos y partes de carrocería, motores de gasolina y diesel, arneses, velocímetros, cajas de engranajes, pistones y cigüeñales.

Por otro lado tenemos a los medianos y pequeños fabricantes de autopartes que son proveedores de las TIER 1, conocidas como las TIER 2 & 3. Es un nicho de mercado donde se espera un crecimiento notable de manera que serían los niveles recomendados para entrar a competir en la industria de autopartes.

Las partes más demandadas por este tipo de proveedores son las de colisión, ejes, cajas de cambio, convertidotes catalísticos, pistones y frenos, así como volantes, columnas y cajas de dirección.

Por último, y en relación a la demanda, cabe hacer una mención especial a la que comúnmente se denomina “mercado negro” y que en México funciona como una fuente principal de abastecimiento de piezas de repuesto.

Durante mucho tiempo ha existido en México una corriente generalizada de robos y desguaces de coches por parte de bandas organizadas, que como único objetivo tenían la reventa de dichas piezas en el mercado clandestino. Esta era una manera muy común de conseguir piezas de repuesto por gran parte de la población, que escasa de recursos económicos acude a estos mercados en busca de autopartes de segunda mano o usadas.

Debido a la mayor apertura del mercado y la mayor especificidad en modelos y tipos de piezas esta tendencia se está viendo reducida, pero hasta hace unos años era muy común acercarse a ciertas zonas de las ciudades para adquirir este tipo de piezas usadas (de dudosa procedencia).

Español
Sector Industrial: 

Precios y su Formación

Resulta complicado hablar de precios exactos en el sector de las Autopartes, ya que se trata de un mercado muy complejo con infinidad de componentes y que varían considerablemente dependiendo del nivel de la cadena de distribución desde donde se vendan (resulta muy diferente el precio de una pieza original de un proveedor Tier 2 ó 3, a una pieza dispendida por un distribuidor o en una refaccionaria, que puede que no sea de marca original). Por lo tanto, resulta imposible dar datos concretos a este respecto.

Los principales factores que afectan a la asignación de precios son:

Aranceles
Ver: Condiciones de Acceso al Mercado.

Márgenes
Los márgenes aplicados a los productos de este sector varían en función de si se trata de un comercializador , de un distribuidor, o de un taller/ refaccionaria. En un principio todos se muestran reticentes a facilitar información a este respecto. Sin embargo en conversaciones con la Asociación Nacional de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios para Automóviles (ARIDRA), nos informó orientativamente de que los márgenes se encuentran de esta manera:

  • Comercializadores: entre el 25 y 30%. Se trata de las tiendas que venden directamente al público. En México no existen centros especializados en el sector del mantenimiento y equipamiento del automóvil como pueden ser Norauto, Aurgi o Feu Vert en Europa.Sin embargo, en México este tipo de comercializadoras serían las grandes superficies, como puede ser Gigante, Carrefour o Costco, que suelen tener una sección de refacciones de automoción es sus respectivos establecimientos.
  • Distribuidores: entre un 18 y un 22%. Dentro de este grupo hay que distinguir los casos de los distribuidores que importen ellos mismos los productos de otros países, de los que no importen y lo compren ya en el mercado local. Por otro lado, a la hora de establecer márgenes también es importante el destinatario final de la compra. Si el distribuidor vende a cliente final el margen será mayor que si vende a otro tipo de tiendas o refaccionarias/ talleres.
  • Talleres / Refaccionarias: El margen a aplicar por este tipo de locales diferirá notablemente dependiendo de la propia política del punto de venta. En México existen muchos talleres pequeños, lo que se podría denominar “tienda de barrio”, en las que sólo se surten de piezas sencillas e indispensables para las reparaciones de automóviles. Asimismo existen refaccionarias un poco más especializadas en las que se pueden encontrar piezas más concretas y con mayor valor, lo cual hace que el margen se incremente. No obstante, desde ARIDRA tampoco se decantaron por unos márgenes orientativos, dejando esa imposición al juicio de las propias empresas.

A pesar de todo lo comentado acerca de los márgenes finales impuestos por distribuidores y refaccionarias, desde ARIDRA se enfatizó que el mayor factor decisivo a la hora de establecer estos precios suelen ser las condiciones que el propio mercado señala. Se destacó que el mercado de los accesorios y refacciones sufre mucho más la variación de precios de lo que puede verse reflejado en el mercado de los automóviles en general.

Español
Sector Industrial: 

Distribución de Autopartes

En este apartado analizaremos la cadena de distribución del sector de autopartes. Para ello haremos una breve descripción de cada eslabón de la cadena y de sus principales características.

De acuerdo a su importancia, la cadena de distribución se desglosa del siguiente modo:

  1. Ensambladores
  2. Tier 1
  3. Tier 2 y 3
  4. Refaccionarias
  5. Talleres

Ensambladoras: Son los principales fabricantes de vehículos que normalmente se abastecen directamente de sus suministradores autorizados. Se clasifican como el eslabón final de la cadena de producción de los automóviles nuevos.

Tier 1: Éstos son por lo general los fabricantes de equipos originales, denominados habitualmente OEMs (Original Equipment Manufacturers), que son los que suministran directamente a las ensambladoras. Estos fabricantes de equipo original no sólo abastecen a los fabricantes de automóviles, ya que los mayoristas y los talleres independientes también tienen acceso a las mismas piezas que los fabricantes. De este modo, la misma pieza que el fabricante incorpora al vehículo en su proceso de producción puede ser adquirida por un taller independiente para ser vendida como pieza de repuesto. El inconveniente que esta acción conlleva es que en caso de que las piezas de repuesto instaladas no sean originales, el fabricante no estará obligado a mantener la garantía.

Tier 2 y 3: El equipamiento original suele ser fabricado por empresas subcontratadas. En la actualidad el 80% de los componentes de un automóvil es producido mediante subcontratación, siendo la tendencia creciente en los últimos años. Se trata de grandes empresas que abastecen a los suministradores Tier 1 o incluso a los propios fabricantes de vehículos. Este tipo de empresas suelen ser empresas de un tamaño considerable afincadas en el país que se localizan alrededor de las plantas armadoras de vehículos para cumplir con los cada vez más estrictos requerimientos de proveeduría y entrega que la industria terminal les exige.

Refaccionarias: Se trata de los principales distribuidores de refacciones al público en general. En ocasiones puede tratarse de fabricantes de piezas de recambio no originales, importadores de piezas, o distribuidores. Ofrecen sus productos exclusivamente al mercado independiente, como pueden ser el caso de los talleres o de algunos distribuidores que acuden a este tipo de mercado para crear sus propias marcas. Esta variedad de surtido tiene una gran importancia con respecto a los recambios originales, ya que a la hora de reparar el vehículo aparece una oferta más variada y por lo general más económica.

Talleres: Como último eslabón de la cadena encontramos los talleres libres que pueden obtener las piezas del fabricante y del proveedor del fabricante (en el caso de los concesionarios), así como de los fabricantes de piezas de recambio no originales, en cuyo caso no se aplica la garantía al no considerarse recambio original y del mercado aftermarket.

Desde un punto de vista general, y como ya se apuntó anteriormente, el mercado de las piezas de repuesto en México es prometedor, pero también se deben tener en cuenta las barreras para penetrar en el mercado desde el punto de vista de la exportación-importación.

Si se trata de una empresa grande con capacidad de implantación, es factible que situándose cerca de las grandes armadoras se llegue a formar parte de sus empresas suministradoras de primer, segundo o tercer nivel.

Por otro lado, en México se estiman unas 40.000 refaccionarias, entre las que estarían incluidos unos 300 mega-distribuidores que poseen una gran variedad de productos y tienen una importante capacidad de importación y adquisición de piezas más variadas. Estos grandes distribuidores son los que normalmente se encargan de introducir en el mercado piezas de marcas extranjeras y por tanto es a través de ellos como una empresa extranjera de tamaño medio puede penetrar en el mercado.

Para contactar con este tipo de distribuidores lo más acertado es dirigirse a la Asociación Nacional de Representantes, Importadores y Distribuidores de Refacciones y Accesorios para Automóviles (ARIDRA) (ver datos de contacto en Anexos 4- Asociaciones). Se trata de una asociación de gran importancia en el sector que se encuentra situada en México DF y que cuenta entre sus miembros con los principales distribuidores e importadores del mercado.

Por lo tanto, para una empresa de tamaño medio, las vías de acceso al mercado pasan principalmente por contactar con un importador/distribuidor, que se encargue de los trámites de importación, de facturación y distribución por los diferentes canales. También conviene tener en cuenta que debido al gran tamaño del mercado, hay muy pocos importadores cuya presencia abarque todo el país, y por eso es conveniente diversificar a los representantes según las diferentes áreas geográficas.

Español
Sector Industrial: 

Condiciones de Acceso al Mercado Mexicano

Para el exportador europeo las condiciones de acceso vienen definidas por el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México y la normativa específica a cumplir en cada producto. En las barreras no arancelarias se han señalado las NOMs a las que puede estar sujeta la entrada o no de un producto en el país.

Al igual que para exportar a cualquier otro país que no pertenecen a la Unión Europea será imprescindible aportar una serie de documentos para el buen fin de la operación. La relación de documentos que se expone a continuación no es excluyente, y puede estar sujeta a variaciones, por lo que es imprescindible que compruebe con su agente aduanal cuáles son, en cada momento, los documentos necesarios para cada producto en concreto, antes de iniciar cualquier trámite de exportación.

Español
Sector Industrial: 

Agente aduanal

Antes de exportar estos productos a México se debe contactar con un agente aduanal, a ser posible con experiencia en el sector, ya que éste contará con los conocimientos necesarios y más actualizados sobre tarifas arancelarias, costos y trámites relacionados con el producto en cuestión.

El agente aduanal es la persona física autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mediante una patente, para promover por cuenta ajena el despacho de las mercancías en los diferentes regímenes aduaneros. Son los representantes legales del importador una vez recibida la carta de encomienda firmada por el importador. Esta carta debe ser firmada por el representante legal de la empresa importadora en la cual constate que por su voluntad el agente aduanal tiene la capacidad de representarlo. Los agentes aduanales son los únicos que pueden llevar a cabo los trámites y todas la actuaciones y notificaciones que se deriven del despacho aduanero de las mercancías.

El agente aduanal es el responsable de la veracidad y exactitud de los datos e información suministrados, de la determinación del régimen aduanero de las mercancías (importación definitiva, temporal, depósito fiscal, etc.) y de su correcta clasificación arancelaria, así como del cumplimiento de las demás obligaciones que en materia de regulaciones y restricciones no arancelarias rijan para dichas mercancías, de conformidad con lo previsto por la Ley Aduanera y por las demás leyes y disposiciones aplicables.

Así, se recomienda también que se revisen correctamente todos los datos: cifras, etiquetado, impuestos, facturas, etc., para evitar que la mercancía no llegue a su destino, ya que las autoridades mexicanas son bastante exigentes en este sentido.

Español
Sector Industrial: 

Barreras Arancelarias

El Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México, en vigor desde el 1 de julio de 2000, tiene el propósito de agilizar las relaciones comerciales entre ambas zonas. En virtud de este Tratado se establecen los aranceles para las distintas fracciones arancelarias de los productos europeos importados así como el calendario de reducción arancelaria.

La Secretaria de Economía dispone de un Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI), que permite conocer el arancel que se aplica a la importación de productos a México, a través del siguiente enlace directo: http://www.economia-snci.gob.mx/sic_sistemas/siavi/entrada.php Este sistema permite comparar los aranceles de un mismo producto para los países con los que México ha firmado acuerdo, además de proporcionar el arancel en defecto de acuerdo (arancel de la Nación Más Favorecida, NMF) y normativa complementaria.

La Unión Europea también pone a disposición de los exportadores europeos un sistema similar que se puede consultar en la siguiente página web: http://mkaccdb.eu.int Una tercera vía para conocer exactamente la fracción arancelaria con la que se adecua un producto para poder conocer el arancel y normativa aplicable es a través de un agente aduanal que nos facilite esta información, lo cual es muy recomendable puesto que son ellos en última instancia quienes hacen el trámite en las aduanas.

En referencia a las partidas arancelarias objeto de esta nota, el arancel máximo aplicable para las autopartes españoles y/o europeos es del 4 por ciento durante 2005, del 3 por ciento para 2006 y finalmente quedarán exentos de arancel a partir del 1 de enero de 2007, aunque cabe reseñar que la gran mayoría de los productos quedan exentos de arancel no obstante usted debe verificar los aranceles vigentes con su ajente de aduanas.

Español
Sector Industrial: 

Barreras no Arancelarias

A continuación se señalan las barreras no arancelarias que se le pueden presentar a un empresario español que desee exportar autopartes a México. Las dificultades que se señalan en este punto no son genéricas para todos los productos sino que para cada fracción arancelaria se plantean o no una serie de requisitos que son necesarios cumplir.

Para conocer cada caso concreto es conveniente consultar de nuevo con un agente aduanal o bien formular la consulta pertinente a la Oficina Comercial de la Embajada de España indicando la fracción arancelaria correspondiente.

Sobre la aduana mexicana

Es conveniente hacer unos comentarios sobre el funcionamiento de la aduana mexicana, puesto que se trata de una institución muy rigurosa en cuanto a los requisitos necesarios para la entrada de mercancías en el país. Por ello es absolutamente necesario que las exportaciones se realicen cumpliendo con todos los requisitos formales, y que los envíos no contengan ningún producto que no esté especificado en la factura comercial. Es recomendable que los documentos de exportación se remitan al agente aduanal mexicano del importador con anterioridad al envío de la mercancía, para que éste dé su visto bueno.

Las Autoridades Mexicanas contemplan la posibilidad de un doble reconocimiento aduanero:

  1. A cargo de la Aduana.
  2. A cargo de una empresa verificadora designada por la autoridad.

Si en cualquiera de estos reconocimientos se encuentra que un contenedor no cumple con los requisitos de importación, se sancionará tanto al importador como al agente aduanal.

Padrones de importación

Para las importaciones de los productos objeto de esta nota es requisito estar inscrito en el Padrón de Importadores de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (S.H.C.P.). A este respecto se puede consultar el artículo 59, fracción IV de la Ley Aduanera y Regla 2.2.1. de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2004 D.O.F. 29/marzo/2004, en vigor hasta el 31/marzo/2005, excepto las mercancías contempladas en la Regla 2.2.2. de las R.C.G.M.C.E. 2004.

Padrones Sectoriales

Para ciertas fracciones arancelarias es preciso estar dado de alta asimismo en determinados Padrones Sectoriales Importadores. Se puede consultar en el anexo 10 de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2005, publicadas en el D.O.F. de fecha 31/marzo/2005, con entrada en vigor a partir del 1/abril/2004 al 31/marzo/2006.

Programas de Promoción Sectorial PROSEC

Los Programas de Promoción Sectorial (PROSEC) son un instrumento dirigido a personas morales productoras de determinadas mercancías, mediante los cuales se les permite importar con arancel ad-
valorem preferencial (Impuesto General de Importación) diversos bienes para ser utilizados en la elaboración de productos específicos, independientemente de que las mercancías a producir sean destinadas a la exportación o al mercado nacional.

Estos programas se establecieron en el Decreto por el que se establecen diversos Programas de Promoción Sectorial, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 31 de diciembre de 2000, y su última actualización el 4 de septiembre del 2002. Los beneficiarios del PROSEC son las personas morales que fabriquen las mercancías a que se refiere el artículo 4 del Decreto, empleando los bienes mencionados en el artículo 5 del Decreto PROSEC.

Criterios

Las personas morales que fabriquen las mercancías a que se refiere el artículo 4 del Decreto PROSEC podrán importar con el arancel ad-valorem preferencial especificado en el artículo 5 del mencionado decreto, diversos bienes para ser incorporados y utilizados en el proceso productivo de las mercancías señaladas.

Los bienes a importar y las mercancías a producir están agrupadas por sectores de la manera siguiente:

  1. De la Industria Eléctrica
  2. De la Industria Electrónica
  3. De la Industria del Mueble
  4. De la Industria del Juguete, Juegos de Recreo y Artículos Deportivos
  5. De la Industria del Calzado
  6. De la Industria Minera y Metalúrgica
  7. De la Industria de Bienes de Capital
  8. De la Industria Fotográfica
  9. De la Industria de Maquinaria Agrícola
  10. De las Industrias Diversas
  11. De la Industria Química
  12. De la Industria de Manufacturas del Caucho y Plástico
  13. De la Industria Siderúrgica
  14. De la Industria de Productos Farmoquímicos, Medicamentos y Equipo Médico
  15. De la Industria del Transporte, excepto el Sector de la Industria Automotriz
  16. De la Industria del Papel y Cartón
  17. De la Industria de la Madera
  18. De la Industria del Cuero y Pieles
  19. De la Industria Automotriz y de Autopartes
  20. De la Industria Textil y de la Confección
  21. De la Industria de Chocolates, Dulces y Similares, y
  22. De la Industria del Café Los beneficios del programa son únicamente respecto de los bienes a importar contenidos en el sector de que se trate, es decir, para la producción de una mercancía no podrá importarse un bien contenido en un sector diferente.

Los titulares de programas PROSEC que cumplan con las obligaciones señaladas en el Decreto podrán solicitar su incorporación a nuevos sectores y la fabricación de los bienes relacionados con el mismo.

El 13 de octubre de 2000 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo por el que se dan a conocer diversas disposiciones en materia de los Programas de Promoción Sectorial y el formato de solicitud de autorización y ampliación de Programas de Promoción Sectorial, reformado el 10 de noviembre y 28 de diciembre de 2000.

Normativas Oficiales Mexicanas Aplicables (NOMs)

Las Normas Oficiales Mexicanas aplicables a los productos de este estudio son:

Norma Oficial Mexicana, NOM-050-SCFI-2004, Información comercial para empaques y etiquetado general de productos. Fue publicada en el D.O.F. el 1 de junio de 2004. Entró en vigor el 1 de agosto de 2004.

Norma Oficial Mexicana NOM-040-SCT-2-1995, para el transporte de objetos indivisibles de gran peso y/o volumen, peso y dimensiones de las combinaciones vehiculares y de las grúas industriales y su transito por caminos y puentes de jurisdicción federal.

Norma Oficial Mexicana NOM-086-SCFI-2004, industria hulera-llantas para automóvil y especificaciones de seguridad y métodos de prueba.

Estas normas pueden ser consultadas en la página de la Secretaría de Economía: www.economia-noms.gob.mx (seleccionar el criterio "clave" y buscar el código correspondiente en el menú desplegable).

Otras restricciones:

Restricción al Tránsito Internacional

En algunos casos se prohíbe el tránsito internacional de mercancías por territorio nacional mexicano.

Así por ejemplo cuando se exporte una mercancía desde España a Guatemala y vaya a pasar por México previamente, se deberá tener en cuenta que el producto en cuestión no esté sometido a dicha restricción.

Español
Sector Industrial: 

Certificado de Origen

Exportadores europeos pueden acogerse al trato preferencial firmado en el TLC probando el origen comunitario de las mercancías. Para ello existen dos vías que en el caso de los exportadores espanoles son:

  1. Certificado de Origen EUR expedido por la Agencia Tributaria Española. En la práctica suele realizarlo el transitario.
  2. Número de Exportador Autorizado: Toda empresa exportadora puede solicitar la consideración de “Exportador Autorizado” a la Agencia Española de Administración Tributaria. Este organismo estudiará cada caso (mediante una investigación sobre la forma de operar de la empresa solicitante o incluso visitando sus instalaciones) y decidirá sobre las solicitudes. Una vez obtenido el Número de Exportador Autorizado, sólo es necesario hacerlo constar en el documento comercial que describa las mercancías sin necesidad de solicitar el EUR-1 para cada operación.

Para mayor información los exportadores españoles pueden consultar en:

Agencia Española de Administración Tributaria
Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales
Subdirección General de Gestión Aduanera
Servicio de Origen
Avda. Llano Castellano, 17 28071-Madrid
Tlfno.: (91) 728-9605/ 08 , 728-9450
Fax.: (91) 358-4721
Email : gesadu@aeat.es
Página web: www.aeat.es.

Español
Sector Industrial: 

Coste de la Importación

Para estimar el precio con que el producto llegará al consumidor final, es necesario conocer en primer lugar las contribuciones que pueden causarse con motivo de la importación (costes de importación), añadir el coste del transporte, y posteriormente el margen comercial que el agente importador impondrá como remuneración a su tarea.

Las principales contribuciones que pueden causarse con motivo de la importación serían las siguientes: Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación (TIGIE), Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), Derecho de Trámite Aduanero (DTA) y Derecho de Almacenaje. De estos son aplicables a las autopartes el TIGIE, que se aplica en defecto de acuerdo / tratado entre México y el segundo país, en nuestro caso existe el TLCUE, (Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México), el IVA, el DTA y en su caso el Derecho de Almacenaje.

Encontramos el fundamento de estos impuestos en las siguientes fuentes legales: Artículos 51, fracción I, de la Ley Aduanera; artículo 12 de la Ley de Comercio Exterior; artículo 1 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado; artículo 1, fracción II, de la Ley Federal del Impuesto sobre Automóviles Nuevos, artículo 1 de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y artículos 42 y 49 de la Ley Federal de Derechos.

IVA

El IVA se causa con motivo de la importación y se determina aplicando una tasa del 15%. Tratándose de la importación de bienes tangibles, se considerará el valor que se utilice para los fines del impuesto general de importación, adicionado con el monto de este último gravamen y de los demás que se tengan que pagar con motivo de la importación, incluyendo, en su caso, las cuotas compensatorias. El fundamento legal se encuentra en el artículo 27 de la Ley del IVA.

Derecho de Trámite Aduanero

El DTA se causa con motivo de las operaciones aduaneras que se efectúen utilizando un pedimento o el documento aduanero correspondiente en los términos de la Ley Aduanera, de conformidad con las siguientes tasas o cuotas:.

Del 8‰, sobre el valor que tengan los bienes para los efectos del impuesto general de importación, en los casos distintos de los señalados en las siguientes fracciones.

Para las mercancías procedentes de la UE, se puede optar por un porcentaje o cuota fija cuyo monto se modifica semestralmente.

Los fundamentos legales se encuentran en los artículos 1 y 49 de la Ley Federal de Derechos, artículos 310 del TLCAN, 3-11 del TLC México Costa Rica y 3-10 del TLC México Chile y Reglas 5.1.1. a 5.1.5., de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2003.

Derecho de Almacenaje

El almacenaje en recinto fiscal o fiscalizado por mercancías que se van a destinar a la importación es gratuito los dos primeros días en tráfico aéreo y terrestre, en tráfico marítimo el plazo es de cinco días, debiéndose pagar solamente los servicios de manejo y custodia de las mismas durante estos períodos.

Se computan a partir del día en que la mercancía entra al almacén y del día en que el consignatario reciba la comunicación de que las mercancías entraron al almacén, respectivamente. Vencidos estos plazos, las cuotas de los derechos de almacenaje, en recintos fiscales, de mercancías en depósito ante la aduana son las siguientes, tal y como se establecen en el artículo 42 de la Ley Federal de Derechos:.

I. Por cada quinientos kilogramos o fracción y durante:

  1. 1.200 pesos diarios los primeros quince días naturales.
  2. 2.300 pesos diarios los siguientes treinta días naturales.
  3. 45 pesos diarios el tiempo que transcurra después de vencido el plazo señalado en el inciso anterior.

II. Se pagara por cada día de almacenaje el doble de las cuotas establecidas en la fracción anterior, cuando se trate de las siguientes mercancías:

  1. Las contenidas en cajas, contenedores, cartones, rejas y otros empaques y envases, cuyo volumen sea de más de 5 metros cúbicos.
  2. Las que deban guardarse en cajas fuertes o bajo custodia especial.
  3. Las explosivas, inflamables, contaminantes, radioactivas y corrosivas.
  4. Las que por su naturaleza deban conservarse en refrigeración, en cuartos estériles o en condiciones especiales dentro de los recintos fiscales.
  5. Los animales vivos.

Los fundamentos legales se encuentran en la Ley Federal de Derechos en los artículos del 1 al 42. Para los efectos del artículo 42 de la Ley Federal de Derechos, los contenedores vacíos se consideraran mercancías.

El Puerto de Veracruz, recibe la gran mayoría de los contenedores procedentes de la Unión Europea, por lo que a continuación se señala el cobro aproximado de los recintos fiscalizados que se encuentran dentro de la Aduana del Puerto de Veracruz para la importación en consignación. Se trata del coste a partir del sexto día de almacenamiento de la mercancía (en transporte marítimo es gratuito hasta el quinto día):

  • Contenedor de 20 pies: $674,5 pesos mexicanos (IVA incluido)
  • Contenedor de 40 pies: $1.011,75 pesos mexicanos (IVA incluido)
  • Contenedor especial: $1.551,35 pesos mexicanos (IVA incluido).

Algunos costos adicionales en los que se pueden incurrir dentro del recinto fiscalizado:

  • Maniobras de contenedor a camión: 789,13 pesos mexicanos (IVA incluido)
  • Maniobras de contenedor a góndola de ferrocarril 1.254,65 pesos mexicanos (IVA incluido)
  • Maniobras por solicitud de usuario 340,87 pesos mexicanos (IVA incluido).

Cuando la exportación se realiza en consignación en un almacén fiscal, la mercancía pasa inmediatamente a las bodegas evitándose estos sobrecargos por demoras inesperadas en la salida de los productos de la aduana.

Otros Gastos en Aduanas

  • Prevalidación y Validación, pago a la Secretaría de Hacienda por emitir tarjeta electrónica: 300 pesos mexicanos en total.
  • Coste Inspección. Gasto maniobra por contenedor: 5.000 pesos mexicanos por inspección. (Pueden exigir más de una).

Estimación de Honorarios Agente Aduanal

Honorarios agente aduanal: 0,45% sobre el valor CIF de la mercancía en Veracruz, más gastos en puerto (la gran mayoría de la mercancía por barco llega a Veracruz).

Cuota extra agente aduanal (por servicio complementario): Depende del producto, según la dificultad del trámite (sobre 0,20%, si no hay problemas extraordinarios).

Coste Transporte

El transporte por carretera desde el Puerto de Veracruz hasta la Ciudad de México ronda los $8.000 pesos mexicanos (727 USD), más 15% de IVA por contenedor.

Debe considerarse en este punto la contratación de un seguro adicional por robo, especialmente para aquellas mercancías que tengan que transportarse por tierra dentro de la República. La gran mayoría de los importadores contratan servicios de seguridad y de custodia para su mercancía dados el alto grado de delincuencia en las distintas carreteras. El coste de este servicio se encuentra entre $700 y $1.000 dólares por transporte. Algunos agentes aduanales proveen este tipo de servicios.

Español
Sector Industrial: 

Descripción Individual de la Mercancía

Algunos de los productos de este estudio están sujetos a una disposición adicional que obliga a facilitar información más detallada sobre los mismos. Esta descripción deberá anotarse en el pedimento de importación correspondiente, en la factura, en el documento de embarque o en relación anexa que señale el número de pedimento correspondiente, firmada por el importador, agente o apoderado aduanal.

Español
Sector Industrial: 

Facturas comerciales

Siempre y cuando las mercancías tengan un valor comercial en moneda nacional o extranjera superior a 300 dólares americanos. Las facturas podrán ser expedidas por proveedores nacionales o extranjeros y presentarse en original o copia.

Español
Sector Industrial: 

Formas de Pago

A la hora de entrar a establecer relaciones comerciales con empresas países como México, uno de los principales inconvenientes es el alto índice de morosidad característico de la zona latinoamericana cuestión que hay que tener siempre presente y tomar las medidas necesarias para evitar impagados.

Las formas de pago más comunes en la importación en México son:

  1. Pago en efectivo, con un porcentaje por anticipado y el resto cuando arribe la mercancía. Se utiliza este medio cuando el importador goza de buena reputación en el mercado mexicano y tiene referencias de empresas españolas con las que comercia. No existe ninguna garantía real ni instrumento de cobertura del riesgo en caso de impago, aunque pueda solicitarse cobertura a la Compañía Española de Seguro y Crédito a la Exportación (CESCE), que exigirá un contrato por escrito en el que se especifique la operación.
  2. Crédito documentario o crédito contra entrega de documentos. Esta es la opción más segura ya que no se efectúa el pago de la mercancía (por parte del importador mexicano) hasta que tenga conocimiento de que la mercancía va a ser enviada y no se efectúa el envío hasta que el exportador no tenga conocimiento de que se efectúa el pago. El problema fundamental que tiene este instrumento en México es la reticencia del importador mexicano a utilizarlo por motivos de elevados y engorrosos trámites financieros y administrativos ya que en esta operación intervienen dos entidades financieras, una mexicana por parte del importador y una española por parte del exportador.
Español
Sector Industrial: 

Packing List (Lista de Contenidos)

Describiendo el contenido de cada paquete que se envía. Su numeración deberá coincidir con la factura comercial.

Español
Sector Industrial: 

Amenazas, Debilidades, Fortalezas y Oportunidades

Para tener una visión más esquemática de las principales conclusiones que se extraen de estedocumento, vamos a puntualizar un breve análisis DAFO, que se resume de la siguientes páginas de este documento.

Español
Sector Industrial: 

Amenazas

Crecimiento de mercados asiáticos. Es una realidad que el despertar de los mercados asiáticos supone un gran peligro para la economía mexicana en general y para el sector de autopartes en particular. Es muy difícil competir en costes con ellos y la única estrategia válida es centrarse en aquellos productos con un mayor valor añadido y que exigen una mayor cualificación por parte de la mano de obra.

Español
Sector Industrial: 

Debilidades

Excesiva dependencia de mercados NAFTA. Su gran dependencia de Estados Unidos, su primer socio comercial, le aporta una serie de ventajas, pero también inconvenientes que afectan definitivamente a la economía mexicana. La influencia del mercado estadounidense se pudo apreciar notablemente en la caída en la producción mexicana a raíz de la última crisis coyuntural del país norteamericano en 2002, que hizo que la producción automovilística mexicana se resintiera en más de un 10% en el año 2003.

Falta de demanda del mercado interno, comparado con otros países en los que el mercado interno duplica al de exportación. No obstante, se empiezan a atisbar mejoras en este aspecto derivadas de las cada vez más numerosas exigencias por parte de los consumidores.

Rezago en materia normativa. El entorno de protección en que se ha movido la industria ha propiciado un marco normativo que no respondía a los requerimientos específicos de la industria. No obstante, con la nueva apertura comercial que se está dando en el país, poco a poco se van actualizando y homologando las normas, tomando como modelo a otros países pioneros en la materia.

Falta de proveedores competitivos de segundo y tercer nivel. Los fabricantes de primer nivel tienen problemas para conseguir los productos que demandan a los proveedores de segundo y tercer nivel. Estos dos eslabones de la cadena de valor tienen problemas para cumplir con las especificaciones técnicas, cantidades y tiempos requeridos, es decir, los proveedores de primer nivel se ven obligados a importar las autopartes que necesitan.

Necesidad de inversión en nuevas tecnologías, que equiparen las cualidades de los proveedores de segundo y tercer nivel a las exigencias de las grandes armadoras.

Español
Sector Industrial: 

Fortalezas

Tratados de Libre Comercio con 42 países, que supone un mercado potencial de casi mil millones de personas. Hay que destacar el TLCAN-NAFTA y el TLCUE con la Unión Europea que permitirá que a partir del 2007 los aranceles se vean reducidos a un 0%.

Segundo sector del país. El sector automotriz es el segundo sector en cuanto a volúmenes que mueve, sólo por detrás del sector petrolero.

Presencia de las armadoras más importantes del mundo. En estos momentos están instaladas en México ocho armadoras, con previsión de una más en al año próximo. Las armadoras son la fuerza que arrastra al resto de la industria, y en la medida que aumenten los modelos de vehículos nuevos fabricados por las armadoras crecerá el mercado que las abastece.

Privilegiada localización geográfica. Sin duda la situación geográfica de México es inmejorable, con más de 3.000 km de frontera con EEUU, con buena comunicación marítima tanto con el mercado europeo como con el asiático, y como puerta de entrada a los mercados de Sudamérica.

Mano de obra competitiva. El país cuenta con una mano de obra cada vez más cualificada, y el coste laboral de ésta resulta también competitivo. Sin embargo la incorporación de mercados como el asiático y los de Europa del Este hacen que esta ventaja esté viéndose reducida.

Español
Sector Industrial: 

Oportunidades

Capacidad de integración de mercados internacionales. La industria nacional poco a poco se está reorientando al proceso de globalización y de alta competencia de los grandes mercados, lo que permite que entren nuevos modelos en el mercado y con ello nuevas necesidades que en muchas ocasiones los propios fabricantes nacionales no están preparados para remediar. Esto supone una buena oportunidad para países en los que dichos modelos ya cuentan con años de experiencia.

Estrecha relación con la industria terminal internacional. Las empresas que cuentan con una calidad mundial, como pudieran ser las españolas, pueden obtener contratos de suministro a largo plazo para la industria terminal, lo que les ayuda a incrementar su participación en el mercado. Esto supone una debilidad para las empresas nacionales, pues en muchas ocasiones no cuentan con los niveles de calidad exigidos y pierden la oportunidad de acceder a esos contratos de suministro a largo plazo.

Desaparición de aranceles, los múltiples Tratados de Libre Comercio están posibilitando la desaparición de aranceles tanto para la importación como para la exportación.

Español
Sector Industrial: